Tratamiento de Adiccion al Sexo

Más importante incluso que la cantidad, es una conducta sexual irrefrenable que genera autogratificación y, especialmente, el alivio de un malestar interno.

Los problemas de adicción al sexo pueden referirse tanto a una sexualidad normal (es decir, a relaciones consentidas con adultos) como a una sexualidad parafílica (por ejemplo, el exhibicionismo o la pedofilia) y pueden mostrarse en conductas como: masturbación compulsiva, búsqueda ansiosa de relaciones sucesivas con múltiples amantes, uso habitual de servicios de prostitución, consumo abusivo de teléfonos eróticos, llamadas telefónicas obscenas o recurso irrefrenable a las páginas de internet dedicadas al sexo, chats de sexo, en donde se intentan satisfacer fantasías sexuales de toda índole.

La mayoría de estos problemas de adicción al sexo llevan aparejados un abandono de las obligaciones familiares, sociales y laborales. La vida sexual se vive en secreto y con culpa. La depresión, incluso con ideas de suicidio, está muy asociada a este tipo de conductas.

La adicción al sexo sin tratamiento podría además desencadenar en una adicción a los medicamentos y/o drogas y alcohol. Es importante que el adicto al sexo entienda que existe un tratamiento para la adicción al sexo cuyo fin es conseguir una vida sexual sana.

En cumplimiento con el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 le recordamos que al navegar por nuestra web esta de acuerdo con el uso de cookies para recopilar datos Más información

Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos. Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados. Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad. Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios.

Cerrar