Codependencia:

Identifican el gen del alcoholismo.
23 noviembre, 2010
Observatorio europeo de drogas.
25 noviembre, 2010
Mostrar todo

Codependencia:


La familia como sistema recibe de manera frontal el impacto de una adicción, de modo que no existe familia que no se afecte y muestre síntomas de disfunción, cuando uno de sus miembros se enferma de adicción.
Paradójicamente la familia afectada por la adicción, termina produciendo un sistema de conductas que apoyan al desarrollo de la adicción. A esto le llamamos codependencia.

Definición de Codependencia
La codependencia se define como el ciclo de patrones de conducta, y pensamientos disfuncionales, que producen dolor, y que se repiten de manera compulsiva, como respuesta a una relación enferma y alienante con un adicto activo.
La codependencia puede ocurrir en cualquier persona que está en contacto con la adicción de otra persona, ya sea un familiar, amigo, compañero, pareja o cliente que sufra de adicción. La conducta codependiente refuerza la negación del adicto y con esto se facilita el consumo de drogas, convirtiéndose en parte del sistema que apoya la conducta adictiva. 
Tanto el adicto como el codependiente desarrollan negación la que les impiden percibir con claridad las consecuencias de sus propias conductas y la forma en que éstas les afectan. Otro nombre del codependiente es facilitador, pues su conducta facilita que el adicto continúe con su conducta adictiva. El facilitador lo que hace es negarle al adicto la oportunidad de asumir la responsabilidad por las consecuencias negativas de su conducta inadecuada, y “ayuda” al adicto a cubrir las apariencias o a enmascarar su conducta problemática. (Por ejemplo es necesario utilizar: comprarle las drogas o de darle dinero para eso.) Los codependientes desarrollan negación acerca de la necesidad que tienen de controlar el mundo que los rodea. Cada vez que se ven en la situación de no poder controlar la conducta del adicto, se sienten fuertemente culpables e inadecuados. 
Como resultado de este proceso psicológico enfermo, el codependiente invierte gran cantidad de tiempo y esfuerzo tratando de controlar la conducta del adicto y del entorno, pues tienen la percepción de que su autoestima depende de su habilidad para controlar al adicto. Cuando los intentos de control fallan repetidamente, la autoestima del codependiente baja. Mientras la autoestima baja, el codependiente se hace más compulsivo en sus intentos de controlar al adicto. Lo cierto es que el codependiente es impotente para controlar la conducta del adicto, pero por efectos de su creencia distorsionada acerca de su rol en la relación, termina perdiendo el control de su propia conducta, facilitando con esto la continuidad de la conducta adictva.

Según Wegschneider estas actitudes del codependiente no llevan a la abstinencia, porque de esta manera se evitan las crisis que podrían hacer que el adicto cambie su conducta. Por qué el codependiente actua de esta manera si con esto sufre de cargas que están en aumento, si tiene menos y menos tiempo para sus propias necesidades y si dedica toda su energía al objetivo de terminar la adicción de su niño drogadicto o de su pareja alcohólica? Muchas veces esta pareja o este niño han sido – ya antes del inicio del consumo excesivo de drogas – el único contenido de vida para el más tarde codependiente. En otros casos se asume el papel de codependencia para evitar humillaciones inminentes. Sentimientos de culpa y de verguenza también promueven conductas codependientes.

Disfunción Familiar

Según Subby (1987) no solamente en familias con un drogadicto predominan conductas code-pendientes sino también en familias con abuso sexual o con miembros que padecen de una enfermedad psicosomática. Todos estos sistemas de familia tienen en conjunto una estructura rígida y dogmática. Lo característico de estas familias es que tienen un código que dice que hay solamente una verdadera concepción del mundo, en la cual predominan orden, reglamentación, disciplina e igualdad de todos los miembros. Para Subby el patrón de interacción familiar es muy importante en cuanto a la codependencia. Está caracterizado por reglas familiares disfuncionales que impiden cambios constructivos. Por ejemplo: “No se habla de problemas”, “no se muestran sentimientos de manera franca”, “nunca se hacen disputas directas sino por medio de una tercera persona, por medio de un mensajero”, “el egoísmo es prohibido”, “no se debe cambiar nada en la familia”, “no se habla de sexualidad”, “siempre hay que actuar de manera que la familia puede ser orgullosa de los actos”. El codependiente está preso de esta construcción de reglas. Tiene que negar su propio self y someterse a las reglas mencionadas. Esto impide el crecimiento y el desarrollo de la propia identidad y se transmite, que la autoestima se  desarrolla solamente mediante el cumplimiento de las esperanzas de otras personas. No se deben mostrar sentimientos de miedo, verguenza, culpa, impotencia y soledad, estos sentimientos están “congelados” y se mantienen bajo una fachada, que señala felicidad y éxito. Según Subby, los codependientes siempre pretenden que todo está en orden mientras en realidad todo está a punto de romperse.
Maldiagnóstico
Es más frecuente de lo que pensamos, que las personas codependientes acudan en busca de ayuda médica, pero sin mencionar el problema que les aqueja en el seno familiar, por lo que los profesionales de salud encargados de hacer el diagnóstico, terminan etiquetándolo como “depresión” o simplemente “estrès”. A pesar de que la codependencia cursa con sentimientos depresivos, es importante tener en cuenta de que la depresión en este caso, es un síntoma de la codependencia, y esta a su vez es causada por el proceso adictivo que ocurre en la familia. Si se logra hacer el diagnóstico correcto, es más probable que la familia reciba la ayuda apropiada para resolver la codependencia y la adicción.
Codependencia Profesional
Con alguna regularidad los profesionales se “enganchan” en relaciones codependientes, con las personas que sufren de adicción o con sus familias. Muchas veces la intención es genuinamente la de ayudar, pero no ayuda en nada establecer una relación codependiente con un adicto. Las manifestaciones de esta codependencia podrían ser muy variadas, desde asumir responsabilidad por el adicto, hasta protegerlos de las consecuencias de sus decisiones, y darle sermones repetitivos, o nunca referirlos a los servicios de tratamiento para adicciones.
Fuentes
– R. Thomasius, Interpersonale Aspekte der Suchterkrankungen, in: Psychotherapie der Sucht-
   erkrankungen, S. 71-90, 2000.

– Codependencia, www.adicciones.org/familia/codependencia.html
– La Codependencia, http://www.advance.com.ar/usuarios/acta/la%20codependencia.htm%20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento con el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 le recordamos que al navegar por nuestra web esta de acuerdo con el uso de cookies para recopilar datos Más información

Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos. Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados. Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad. Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios.

Cerrar