Manera 13: Atraviesa tus miedos I Blog Arnau Benlloch

Manera 12 de conectarse a la fuente: Abraza tu sombra I Blog de Arnau Benlloch
18 noviembre, 2016
Rumiación: el molesto círculo vicioso del pensamiento IBlog Psicologíaymente.com
1 diciembre, 2016
Mostrar todo

Manera 13: Atraviesa tus miedos I Blog Arnau Benlloch

Tus miedos son meros fantasmas, niebla, nubes negras. En realidad sabes por experiencia que a medida que vas atravesándolos vas más ligero de equipaje y tu vida comienza a despegar.

¿Cómo los atravieso?

Primero permítete reconocer que estás acojonado, reconoce que esa reacción extraña que ocurre en tu cuerpo, en tu manera de actuar, proviene del miedo.

Segundo, trata de identificar su nivel: un ligero canguelo, ansiedad, angustia, pánico, terror…

Tercero: dedícate a sentir y reflexionar de dónde surge, ¿qué es lo que te produce ese desasosiego vital?

¿A qué tienes miedo?

¿Al rechazo, al fracaso, al abandono, a la soledad, al compromiso, a la ruina, al cambio..? Todos y cada uno de estos miedos pueden producir una parálisis vital por exceso de lastre. Te pesan tanto que te anclan, y te invitan al inmovilismo.  Si eres feliz quédate como estás, pero si no lo eres, afronta tus miedos para poder serlo.

Cuando superas un miedo tomas conciencia de que solo existía como una película en tu mente, que la realidad es mucho más simple que los culebrones que te cuentas a modo de tragedia y que te impiden avanzar.

Cuando te decides a atravesar un miedo y compruebas que no pasa nada, que el mundo no se acaba, entonces es cuando te das cuenta del tiempo perdido y del sufrimiento gratuito que has tenido que soportar por darle vueltas y vueltas a los miedos en vez de soltar, volar, elevarte y dejar que todo fluya sin controlar.

Confía en la fuentemanera-13

Sé que no es sencillo, pero sabes por experiencia que cuando has pasado por un momento malo no ha durado para siempre, la vida es impermanencia  y el miedo es una alambrada peligrosa que te impide seguir avanzando hacia tus metas y además te lo impide con dolor.

Siente el miedo

El truco es sentir profundamente el miedo, no huir de él.

Te permites sentirlo y poco a poco se va diluyendo. El miedo quiere que te evadas, que no actúes para huir así de ese sentimiento de terror, pero la clave es mirarle a los ojos y decirle: ‘Miedo, sé que eres una invención mía, sé que aunque lo que traigo entre manos no resulte como yo deseo, será lo mejor para mi camino evolutivo. Por tanto te invito a marchar, a dejar mi senda libre de obstáculos. Pasa a un segundo plano y permíteme seguir creciendo, gracias’.

Cuánto sufrimiento te queda todavía por sentir al  imaginar que no eres capaz, al imaginar que te rechazarán, al imaginar que no puedes gestionar eso que te preocupa.

Traspasa uno a uno tus miedos, acércate a esa paz innata que tanto anhelas, atraviesa un miedo y adelanta un paso, todo sigue igual, en realidad todo sigue mejor.

Volverán nuevos miedos, pero este ya sabes que no existe, volverá, y olvidarás que un día lo superaste, pero entonces comienzas el proceso y de nuevo se evapora.

Has de estar atento, muy atento, para detectar cuando el miedo asoma, colocarte enfrente y atravesarlo.

Trata de utilizar tus miedos como herramienta de crecimiento, alcanza su cumbre y desde ahí podrás guiar a los demás a superarlos porque te habrás convertido en un maestro. Cuando superas un miedo te haces experto en él y puedes ayudar a los demás a atravesarlo, ¿cómo? con tu ejemplo.

Si vives asustado verás la vida como una constante batalla. Manera 13 de conectarte a la fuente: Atraviesa tus miedos.

Si quiere acceder al artículo completo, pinche en el siguiente enlace:

http://www.levante-emv.com/blogs/100-maneras-de-conectarse-a-la-fuente/manera-13-atraviesa-tus-miedos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento con el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 le recordamos que al navegar por nuestra web esta de acuerdo con el uso de cookies para recopilar datos Más información

Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos. Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados. Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad. Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios.

Cerrar