La adicción a Internet y al móvil: ¿moda o trastorno?

La incertidumbre, esa asesina silenciosa I lamenteesmaravillosa.com
23 agosto, 2020
28 agosto, 2020
Mostrar todo

La adicción a Internet y al móvil: ¿moda o trastorno?

La adicción a Internet y al móvil: ¿moda o trastorno?
Xavier Sánchez-carbonell; Marta beranuy; MontSerrat caStellana; ander chaMarro; urSula oberSt
*Doctor/a en Psicología
**Licenciada en Psicología
Universitat Ramón Llull, Facultat de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport Blanquerna
Enviar correspondencia a:
Xavier Sánchez-Carbonell, c/Císter, 34. 08022 Barcelona. E-mail: xaviersc@blanquerna.url.edu
Recibido: Noviembre de 2006 Aceptado: Febrero de 2008
RESUMEN
Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) provocan nuevos estilos para trabar conocimiento con perso- nas nuevas o para relacionarse con amigos o desconocidos. En este contexto, Internet y el teléfono móvil merecen una aten- ción especial. En este artículo se pretende determinar, median- te una revisión de la literatura científica publicada entre 1991 y 2005 e indexada en las bases de datos PsycINFO, Medline, Psicodoc, IME e ISOC, si el uso desadaptativo de las TIC se puede considerar un trastorno mental y en caso afirmativo, de qué tipo.
Se describen los síntomas del uso desadaptativo a Internet y al móvil, encontrados en estas investigaciones, se revisan los estudios sobre prevalencia y grupos de riesgo, y se comentan algunas de las críticas hechas respecto de la existencia y cla- sificación de este cuadro. Se concluye que el uso excesivo de Internet representa un trastorno mental de tipo adictivo que puede afectar sobre todo a personas con necesidades emo- cionales especiales y a jóvenes y adolescentes. Entre las apli- caciones específicas de Internet, la posibilidad de adicción se centra en el uso de aplicaciones comunicativas y sincrónicas como chats y juegos de rol en línea porque permiten la comu- nicación hiperpersonal, el juego de identidades, las proyeccio- nes y la disociación sin consecuencias en la vida real. Además, Internet podría jugar un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de otras adicciones como el juego patológico y la adicción al sexo. A diferencia de Internet, el uso desadaptati- vo del móvil puede llegar a ser un abuso, pero no una adicción, porque no se producen ni las alteraciones emocionales rápidas ni el juego de identidades que pueden producirse en chats y juegos de rol en línea.
Palabras clave: adicción a Internet, adicción al móvil, Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), diagnóstico, abuso, adicción, dependencia.
ABSTRACT
The Information and Communication Technologies (ICT) generate new styles of meeting people or connecting with friends or strangers. In this context, the internet and the mobile phone deserve special attention. This article deals with the maladaptive use of these technologies. By reviewing the literature published between 1991 and 2005 and indexed in the databases of PsycINFO, Medline, Psicodoc, IME, and ISOC, we aim to determine whether maladaptive use of these technologies can be considered a mental disorder, and if so, of which type.
We describe the psychological phenomena of maladaptive use of the internet and mobile phones, we review research on prevalence and possible risk groups, and finally we discuss some of the criticisms made with regard to the existence and classification of this disorder. It is concluded that excessive use of the internet can lead to a mental disorder of the addictive type, which can particularly affect individuals with special emotional needs, as well as adolescents and young adults. Among specific applications of the internet, a major risk is found for the use of communicative and synchronic applications, such as chats and online role games, since they permit hyperpersonal communication, playing with different identities, and projections and dissociation without consequences in real life. Furthermore, the internet can play an important role in the development and maintenance of other addictions, such as pathological gambling and sex addiction. In contrast to the case of the internet, maladaptive use of mobile phones may be considered abuse, but not addiction, since their use does not lead to the rapid emotional changes or the playing with identities that can take place in chats and online role games.
Key words: Internet adicction, mobile phone addiction, Information and Communications Technologies (ICT), diagnosis, abuse, addiction, dependence.

Resulta obvio que comprar, jugar, trabajar y practicar el sexo son conductas socialmente aceptadas pero como proveen un estado de gratificación inmediata (Marlatt y Gordon, 1985) la rela- ción que la persona establece con ellas puede llegar a ser problemática y considerarse una adicción conduc- tual (Alonso-Fernández, 2003; Echeburúa, 1999; Gon- zalez Duro, 2005; Holden, 2001; Lemon, 2002). Por lo tanto, parece lógico plantearse la forma en la que ciertas personas realizan estas acciones, puesto que su conducta puede ser similar, al menos en parte, a los comportamientos y vivencias de aquellos que son adictos a drogas.
En nuestra sociedad, el progreso social se produ- ce en paralelo al de la comunicación. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) promueven nuevos estilos para trabar relación tanto con perso- nas nuevas como con amigos o conocidos. En este sentido, Castells (2001) afirma que Internet favore- ce la aparición de un modelo social de relación que se podría denominar individualismo en red, es decir, individuos que construyen, en Internet, sus redes de intereses y afinidades. Este individualismo no sería más que un vivo reflejo del cambio relacional que se da en nuestra sociedad: las relaciones dejan de basar- se en las estructuras tradicionales como la familia, la comunidad o el trabajo y se personalizan al máximo, estableciendo comunidades construidas en torno a intereses concretos y en las que la distancia no tiene por qué ser un factor determinante. La telefonía móvil es otra TIC que ha sufrido un desarrollo espectacu- lar, con una tasa de penetración superior al 100%. El teléfono móvil se ha convertido en un objeto social, dominante y personal. Se utiliza para hablar, enviar mensajes, escuchar música y filmar en contextos pro- fesionales, culturales, relacionales y recreacionales. Todo ello nos lleva a pensar que la telefonía móvil e Internet son elementos clave de una auténtica revolu- ción social.
Por otro lado, en los medios de comunicación apa- recen frecuentemente noticias relacionadas con el poder adictivo de estas TIC, tal como se desprende de un sondeo sencillo en Google (Guardiola, Sánchez- Carbonell, Beranuy y Belles, 2006). El atractivo de Internet y móvil podría compararse con las propieda- des reforzadoras de las sustancias adictivas. Internet, por ejemplo, aporta elementos como la sincronía, el anonimato, la capacidad de socializar y sentirse miem- bro de un grupo, la construcción de identidades, los juegos sexuales y de galanteo, el bienestar psicológi- co, la inmediatez, la accesibilidad y la comunicación mediante la escritura, menos estresante que el ‘cara a cara’ (Sánchez-Carbonell y Beranuy, 2007). Por su parte, el móvil brinda la oportunidad de estar en con- tacto permanentemente, de socializarse, de disfrutar del ocio, de generar seguridad y una sensación de control en padres y parejas, de asumir autonomía, de
proporcionar intimidad, de favorecer la conciliació

Leer resto del artículo

httpshttps://www.redalyc.org/pdf/2891/289122057007.pdf://www.redalyc.org/pdf/2891/289122057007.pdf

Deja un comentario

En cumplimiento con el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 le recordamos que al navegar por nuestra web esta de acuerdo con el uso de cookies para recopilar datos Más información

Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos. Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados. Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad. Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios.

Cerrar